FIES : presos politicos en España

http://www.rebelion.org/spain/rico270602.htm

"Por favor ayúdennos, vengan y verán que todo es cierto. Pero vengan pronto". Es el grito de terror alucinado de uno de los ochocientos presos en régimen de aislamiento del Estado Español(1).

Un paso más allá de las ficciones más grotescas y terroríficas. Ni siquiera el trastornado protagonista de "El pozo y el péndulo" -una de las más negras historias concebidas por Edgar Allan Poe- llegó a este estado de enajenación.

Ministerio del Interior. Dirección General de Instituciones Penitenciarias. Funciones: observación, tratamiento y clasificación de los internos(2).

 Ministerio del control interno. Carceleros. Funciones: vigilancia, castigo y exterminio. Cómplices: médicos, psicólogos, ONGs y -como señala recientemente Chomsky (3) - "el silencio público".

Informe de la Universidad Pontificia Comillas: "el régimen de primer grado es incompatible con la dignidad de la persona".

Añadiré por mi cuenta: el régimen penitenciario en su totalidad, en las condiciones que está siendo practicado en el Estado Español, es incompatible con la dignidad de la persona.

Pero esto no significa que la Institución haya fracasado. Reciclaje inefable del Poder. Foucault lo explicaba hace tiempo: "los efectos coinciden muy pocas veces con la finalidad"(4). De manera que, aunque la cárcel haya conseguido el efecto contrario del que se proponía, resulta que el fracaso beneficia al Poder, a la estrategia de dominación, clasificación y exterminio del Poder.
 

Reclusión

Ministerio del Interior. Dirección General de Instituciones Penitenciarias: Si el sentido de la Institución Penitenciaria es el de educar y reinsertar a las personas que ingresan en prisión para el cumplimiento de una pena, es evidente que todas las actuaciones que se efectúan en el medio penitenciario han de ir dirigidas a responder a esa idea esencial.
 

Actuaciones encaminadas a responder a esa idea esencial son por ejemplo: constantes cacheos con desnudo integral, despertar a los presos una o varias veces en la noche para registrar la celda, esposarlos durante cuarenta y ocho horas o durante varios días a la cama, separarlos de sus familias, desarraigarlos de su tierra, o impedirles una atención médica mínima.

Auto del Juez de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Valladolid (18 de noviembre de 1999): "(...) los internos sometidos a este régimen de vida ni es posible que se reeduquen, ni que se resocialicen"(5).

Sin embargo, estos pequeños detalles no importan en absoluto a los retorcidos cerebros encargados del reciclaje institucional.

El fin esencial de la Institución penitenciaria: Educar desde la privación de libertad para la vida en libertad.

¿No es esa la idea que se pretende proyectar sobre todo el ámbito social? ¿No es esto la perfección de los engranajes de control: educación -permanente- desde la privación de libertad para la vida -futura- en libertad?

Pero en nuestras cárceles no es un sueño, es una terrible realidad para cincuenta mil -repito: cincuenta mil- españoles y españolas.

El Centro Penitenciario se concibe arquitectónicamente (...) como un espacio que haga posible el desarrollo de la persona.

Espacio de desarrollo de la persona: celdas de cuatro por tres metros, colchón de goma espuma sobre hormigón con la cabecera junto al retrete, sin luz, sin calefacción, con el suelo encharcado por la ducha, patios enrejados por el techo, hacinamiento...

Y así sucesivamente, hasta configurar "un instrumento eficaz para la educación y reinserción de los internos".

Silencio

El pasado 28 de mayo, los medios de masas nos arrojaron -no se me ocurre mejor verbo- la noticia: presos amotinados; heridos (la mayoría no especificaban cuántos presos, cuántos carceleros o por qué se habían producido); motivo: los presos quieren cobrar por fregar.

Ningún medio informó a la sociedad española de las verdaderas reivindicaciones de los presos ni del desarrollo real de los acontecimientos.

Ningún medio dijo que los 250 presos de 4 Camins iniciaron una huelga de brazos caídos para pedir la abolición del FIES -régimen inhumano, vil, degradante, feroz, monstruoso, despiadado, infame, ignominioso, abyecto... de aislamiento.

Ningún medio dijo que la huelga a la que se sumaron incluso presos con permiso para salir pedía la excarcelación de los presos con enfermedades terminales.

Ningún medio dijo que los presos -algunos de los cuales fueron heridos durante la brutal carga policial que acabó con el motín- pedían una mejora de las condiciones higiénicas y sanitarias dentro de la prisión.

Ningún medio dijo que el motín se enmarca en una larga lucha que incluye huelgas de hambre indefinidas, huelgas de sed, huelgas de patio (que suponen renunciar a las dos horas diarias de patio durante meses) o gestos tan explícitos como amputarse miembros o coserse la boca, y cuyo objetivo es acabar con los malos tratos, las torturas, los "protocolos especiales" que impiden la utilización de polideportivo, talleres o espacios abiertos, la mejora de la calidad de comida o la desmasificación de las prisiones.

Los medios sólo han dicho que los presos pretendían cobrar por limpiar y fregar pero no han dicho que el trabajo penitenciario en condiciones extremas de explotación permite que por ejemplo el año 2001 las cárceles catalanas facturaran más de dos billones de pesetas a beneficio de empresas como el Corte Inglés, Opel, Citroen o Eroski.

Los medios se han encargado de trasmitir la respuesta del Gobierno: que los trabajos no remunerados en prisión están previstos en la ley. ¿Y el respeto a los Derechos Humanos? ¿No está previsto en la Ley?

Chomsky: "El silencio público ayuda a que exista la tortura".

Silencio estructural

Pero el silencio no es mera cobardía, es estructural: "El Govern prohibe investigar en las cárceles los derechos de los presos".

El Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos es un centro especial de investigación de la Universidad de Barcelona aprobado por la Comisión Política Científica y el trabajo que se pretendía llevar a cabo se incluye en el Proyecto Europeo sobre Condiciones de Reclusión dentro de un programa de la Comisión Europea.

El Conseller de Justicia, Josep Guardia ha denegado el permiso alegando que se han realizado ya investigaciones en las prisiones "sin ninguna necesidad de acceder al interior de los centros penitenciarios" -nos podemos imaginar los resultados.

El Conseller también hace como que se cree que "el control parlamentario", "la tutela del juez de vigilancia penitenciaria", "las inspecciones periódicas del Síndic de Greuges" o "las visitas puntuales del Comité Internacional para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa" son "garantías suficientes".

El 70% de los casos de malos tratos perpetrados en el régimen cerrado es denunciado ante el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Sólo el 28% consigue un informe médico. Sólo el 17% llega a juicio. Sólo el 1% de los casos acaba en una condena para el funcionario. En un 10% de los casos resulta condenado el preso.

Y punto. Silencio; silencio atroz.

Exterminio

Ministerio del Interior. Dirección General de Instituciones Penitenciarias. Programa de Tratamiento: el art. 59 de la L.O.G.P. define el tratamiento como "el conjunto de actividades directamente dirigidas a la consecución de la reeducación y reinserción de los penados".

Para ello, la Administración Penitenciaria deberá diseñar programas formativos orientados a desarrollar las aptitudes de los internos, enriquecer sus conocimientos, deberá utilizar los programas y técnicas de carácter psico-social que vayan orientados a mejorar las capacidades de los internos...

Juanjo Garfia. 54 días en huelga de hambre en la prisión de Huelva para recuperar su material de estudio, sus instrumentos de pintura... su única posibilidad de resistir la muerte en vida que representa su encierro dentro del encierro, la persecución de que es objeto junto a su familia.

... y abordar las problemáticas específicas que puedan haber influido en su comportamiento delictivo anterior...

Denuncias por tortura y malos tratos en las cárceles españolas: Año 96: 32 denuncias; año 97: 46; año 98: 107; año 99: 92; primer semestre del 2000: 59. (Informe TORTURA Y TRATO DEGRADANTE EN LAS PRISIONES ESPAÑOLAS de la Coordinadora de Solidaridad con las Personas Presas)(6).

Tipo de malos tratos a los presos en régimen de aislamiento: palizas (62,5%), esposado a la cama varios días (43,5%), porras (32,5%), sprays (8,7%), hierros (3,3%), inyección (1,6%), no declaran maltratos físicos (17,4%), no contestan (11,6%). (Informe MIRANDO EL ABISMO: EL RÉGIMEN CERRADO de la Universidad Pontificia Comillas).

... y deberá potenciar los contactos con el exterior contando, siempre que sea posible con los recursos de la comunidad como instrumentos fundamentales en las tareas de reinserción.

Tipos de comunicaciones que mantienen los presos: locutorio (15%), "vis a vis" (12%), ambos (25%), ninguna comunicación (46%).

Frecuencia de las comunicaciones "vis a vis": nunca (49,4%).

Atención médica: el 70% de los presos en régimen cerrado que reclama ayuda psiquiátrica no la recibe. Los exámenes médicos se realizan a través de una trampilla de la puerta de la celda. Se atiende por las mañanas, de forma que si algún preso tiene un problema por la tarde no es atendido hasta el día siguiente.

La colaboración de las organizaciones públicas y privadas: hay que destacar la labor que realizan dentro de estas organizaciones, los voluntarios sociales, que sin ánimo de lucro, prestan sus servicios en el interior y exterior de los Centros Penitenciarios.

Algunas Fundaciones y ONGs se han convertido en la máscara de la represión: Diagrama (19 hogares de menores con más de 100 personas contratadas a su servicio), Remar (3 centros en España y otros en Sudamérica con tapaderas para obtener fondos, estatutos basados en el catecismo y pedagogía militarista), Anar, Cicerón... todas son denunciadas por practicas de tortura sistemática y por recibir millones en concepto de "mantenimiento".

Programas de tratamiento: se estimulará la participación de los internos en la planificación y ejecución de su tratamiento, sin embargo el interno podrá rechazar o no colaborar en la realización de cualquier técnica de estudio de su personalidad, sin que ello tenga consecuencias disciplinarias, regimentales ni de regresión de grado.

Desde dentro las cosas se ven de otra manera. Antich escribe(7): "la ley da más campo a los psicólogos y "educadores" sociales para que hagan un seguimiento de la conducta antisocial del interno. La opinión del psicólogo sobre los recursos presentados por cualquier interno posee más poder y puede ampliar la condena, conceder tutelas y mandarle directamente al talego".

Pero el campo de acción más amplio en el que pueden explayarse a gusto los psicólogos y educadores es el de los Centros de Menores: la cara oscura y siniestra de la Escuela, la cara oculta del fracaso escolar, el cubo de basura del fracaso social, el vertedero del fracaso político. O -visto desde la óptica de Foucault expuesta más arriba- la insntitución de "uso estratégico" donde se recicla el Poder, donde se resuelve el margen de crisis socio-educativo.

No han fracasado las instituciones. Ha fracasado el Ser Humano.

¿Es exagerado hablar de exterminio?

La lectura de cualquier informe elaborado por organizaciones independientes que velan por los derechos humanos es una experiencia dolorosa.

Sin embargo, habría que considerar ese gesto como la mínima cuota de solidaridad con las personas encerradas, silenciadas, torturadas y exterminadas emocional, psíquica, moral y físicamente.

Este texto sólo es un pequeño paso más, un tiempo -el tiempo de leer testimonios, informes, datos, denuncias, noticias, reflexiones; el tiempo de escribir para trasmitirlo- dedicado a sufrir con los presos (que son víctimas independientemente de sus acciones pasadas) y a denunciar, lamentar y condenar a los responsables (que lo son independientemente de las acciones de sus víctimas).

Unos breves datos para terminar: El informe de la Coordinadora de Solidaridad con las Personas Presas recoge 36 muertes en 1999 y 22 en el 2000 para todas las cárceles españolas. Entre los años 1996 y 2000 contabilizaron 111 muertes en circunstancias extrañas. Según el Diario de Cádiz en el año 2001 murieron 143 presos, 59 de muerte "natural", 37 por VIH SIDA, 21 por suicidio, 1 por agresión, 22 por drogas y 3 por accidentes.

A falta de una investigación profunda que tiene pocas posibilidades de salir adelante, me atrevo a asegurar que la cifra de muertes por agresión es ficticia. Muchos de los contabilizados como muertos por "VIH SIDA" deberían engrosar ese apartado.

Recientes investigaciones han puesto de manifiesto que lo que se llama SIDA es en realidad un estado de stress agudo y permanente provocado por determinadas situaciones o agresiones. No parece difícil imaginar que un repertorio completo de esas situaciones y agresiones cae diariamente sobre las espaldas de los presos: malnutrición, humedad, maltrato físico y psíquico, aislamiento, falta de sol, de mínimas condiciones higiénicas, de esperanza...

¿Cuántos, cómo, quién...? Quizá nunca se sepa. Lo que en el exterior opera como manipulación informativa, en el interior de la celda es un genocidio simple y directo.

iesto que lo que se llama SIDA es en realidad un estado de stress agudo y permanente provocado por determinadas situaciones o agresiones. No parece difícil imaginar que un repertorio completo de esas situaciones y agresiones cae diariamente sobre las espaldas de los presos: malnutrición, humedad, maltrato físico y psíquico, aislamiento, falta de sol, de mínimas condiciones higiénicas, de esperanza...

¿Cuántos, cómo, quién...? Quizá nunca se sepa. Lo que en el exterior opera como manipulación informativa, en el interior de la celda es un genocidio simple y directo.

Epílogo: No hay rendición

Comunicado para la jefa de carceleros de Catalunya,
Mercedes Sánchez Gómez:

Bueno carcelera mayor, me tengo que dirigir de nuevo a ti, porque tú eres la responsable de mi secuestro e incomunicación. Me tienes apartado de los míos pensando que con esto ya bastará. Es una venganza de lo más rastrera y cobarde, pero qué se puede esperar de los carceleros y de los centros de exterminio que diriges; pero de nuevo te digo que cometes un error, yo no me rindo ante los fascistas; de hecho me dais pena porque sois patéticos.

(...) Supongo que te gustaría que me suicidara ya que no podéis matarme; cómo os gustaría, ¿lástima, verdad?

(...) Bueno carcelera Mercedes, puedes mandarme los carceleros de CATAC, ¿cómo los llamas, carceleros, sicarios o coleguillas? Habéis conseguido con vuestras artimañas separarme definitivamente de mis hijos, has conseguido desvincularme de mi familia, pero ni tú, ni tus carceleros conseguiréis acabar conmigo.

En fin carcelera, en junio, a finales, se hará otra huelga de hambre de una semana (...). En la última, éramos en España unos 500, y espero que en esta seamos muchos más. Entérate carcelera, no hay rendición contra la dictadura y el fascismo.

Amadeu Casellas. Secuestrado e incomunicado
en el Centro de exterminio de Figueres,
24 de mayo de 2002.

Contra el silencio: La Red multiplica la Resistencia

<file:///home/aime/web020808/anabelle/carceles_exterminio_files/linea1.gif>

Notas:

1. "Mirando el abismo: el régimen cerrado". Una investigación de Julián Carlos Ríos Martín y Pedro Cabrera, de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid.; todas las citas referidas a esta investigación han sido tomadas de la Reseña y el reportaje publicado por El Mundo, lunes 10 de junio de 2002, página 24.
2. Los párrafos intercalados en letra tipo Times New Roman son citas literales de la página web del Ministerio del Interiror (www.mir.es/instpeni). Los subrayados en negrita son del propio Ministerio.
3. "Carta de Noam Chomsky y otros en solidaridad con los represaliados vascos" (www.lahaine.org/paisvasco/cartas_vascos.htm).
4. "¿A qué llamamos castigar?" Entrevista con Michel Foucault. Archipiélago, núm. 2, pp. 55-63.
5. Citado en reportaje reseñado en la nota 1.
6. http://www.lahaine.org/
7. "Reformatorios". Antich (www.nodo50.org/desdedentro).